retrato_168

Rocío Gómez

¿Soy yo? Ante el espejo parece que soy yo, pero el espejo no muestra la esencia, no pasa un rato con nosotros. Todos los días nos miramos, fotos, reflejos casuales en la calle, gafas de otros… pero ¿somos nosotros? Quizás para serlo, para vernos de verdad, hay que dedicar un rato. Un tiempo ante el ejecutor de nuestro retrato, un tiempo con cierta tensión personal; se natural, no mires directamente, que no se me duerma la pierna por favor. Y luego esperar el resultado. Un resultado perfecto en el que eres tú pero también está ahí el ambiente de la sesión, la energía de la gente que te acompañaba y la destreza de quien capta tu imagen.

Rocío colabora en Nokton Magazine.

  • 2013