El busto del rey, la calle de Franco… todos terminaremos en el desván de la historia

Este viernes, PSOE y Podemos han pedido al rey que abra los jardines de Marivent al público los meses que el palacio está deshabitado. Es un paso más en el desmontaje de los símbolos privativos de la monarquía. El primer paso ya lo dio Ada Colau al retirar el busto de Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona. Estas guerras de símbolos son cíclicas en la historia. La monarquía constitucional de hoy sirvió para acabar con la dictadura de ayer. La rebelión militar del 36 acabó con la República. Las repúblicas habían acabado con el Antiguo Régimen. Y el antiguo régimen, con el anterior. Todas las épocas han tenido sus vergüenzas y sus esperanzas. Incluso la actual. Al final, unas y otras han acabado siempre en el mismo sitio: en el desván de la historia.

Noticias Cuatro, 31 de julio de 2015.